El pasado 28 de septiembre y en el marco de la Feria de la Biomasa (Expobioenergía) celebrado en Valladolid, tuvo lugar un importante foro en el que se presentaron las ventajas y los retos a los que ya se enfrentan en España un significativo número de municipios.

Desde la asociación de Redes de Calor y Frío (ADHAC) se explicó que las redes de climatización con biomasa son una solución energética óptima, como lo demuestra el hecho de que en Europa ya representa el 16% de la calefacción; y que en España nueve de cada diez de las nuevas instalaciones utilicen esta fuente de energía.

Red urbana de calor y frío en municipios, parques empresariales y comerciales, y plantas industriales

La bioenergía se contempla como una alternativa para el cumplimiento de la normativa nacional y europera sobre limitaciones de emisiones de CO2 y el impulso a los edificios de consumo casi nulo.

La rehabilitación, la regeneración urbana, la calidad y la eficiencia energética en la edificación son algunas de las claves por las que pasa necesariamente la recuperación del sector de la construcción en España. Y en este escenario, la biomasa se perfila como na de las soluciones más interesantes.

España cuenta con un parque de viviendas y edificios obsoleto, que está sometido a unos requisitos climáticos y reglamentarios tanto nacionales como europeos en cuanto a la reducción de emisiones de CO2, donde la biomasa juega “un papel fundamental”, según explicó el secretario general de la Confederación Nacional de la Construcción (CNC), Carlos Fernández. “Apostamos por la construcción sostenible desde el punto de vista de los recursos naturales (energía circular) y de la energía (eficiencia energética) “.

También aseguró que el consumo de enrgía en calefacción y las emisiones de gases de efectos invernadero tienen un gran impacto en el medio ambiente y la instalación de equipos de biomasa resulta clave.

Se presentaron herramientas y soluciones tecnológicas, nacionales e internacionales, aplicables a empresas de toda la cadena de bioenergía que permiten automatizar y controlar los procesos en tiempo real, para mejorar su eficiencia y educir los costes a los usuarios.

Por qué , se insistío, ” La Biomasa es algo más que leña tecnificada. Participa en la cuarta revolución industrial, como cualquier otro sector de la economía, y contamos con industrias que se encuentran en primera línea para afrontar el reto de la transformación digital y ofrecer soluciones para que todas las empresas de la cadena de valor de la producción de energía a partir de biomasa superen este gran reto”.

La bioenergía se contempla como una alternativa para el cumplimiento de la normativa nacional y europea sobre limitaciones de emisiones de CO2 y el impulso a los edificios de consumo casi nulo.